Fútbol Infantil: Un gran desafío

por Realidad Deportiva 667 vistas Opinión

Cuando el niño vuelve a casa después de haber jugado su partido de fútbol, su madre le pregunta…. ¿Como salieron? ¿Cuantos goles hiciste? Esta situación normal, común, ilustra desde la pregunta de la madre, el sentido por el cual el niño practica el deporte que eligió. Distinto es peguntar como la pasaste?? te divertiste ?. Que son las verdaderas preguntas que van dirigidas al propósito original del juego.

En estos tiempos donde ganar parece estar por sobre todo, creo valioso darle otra mirada y reflexionar.

A eso va el niño…. A divertirse. ¡A pasarla bien… a jugar…!!!¡Ganar o convertir goles son consecuencias del juego, no su propósito primario! La recreación, el esparcimiento, la diversión, el compañerismo, la sociabilización si son objetivos básicos del juego. Existen por supuesto otros propósitos, pero cuando buscas una escuelita de formación deportiva para tu hijo. el profe no te dice… aquí los chicos vienen a aprender a ganar y esto está por sobre todas las cosas!!!   Ganar es bueno por supuesto, pero es secundario la hora de hacer una valorización del porque mandas tu hijo a una escuelita o que aprenda a jugar al fútbol. En estos tiempos donde ganar parece estar por sobre todo, creo valioso darle otra mirada y reflexionar.
El mensaje no es ganar. ¡El mensaje es jugar!!!  pero no queremos ganar? Por supuesto que si. pero antes como formadores y como escuelita de formación deportiva la prioridad es que el jugador de fútbol sepa jugar al fútbol lo mejor posible.  (Prof. Diego Miranda)
  Ningún equipo ni gana ni pierde siempre ¡!!!.  Por eso mismo en  enseñar, aprender, educar, formar es algo que desde el fútbol infantil podemos hacer y eso si se puede hacer  SIEMPRE .Dar  el mejor esfuerzo, superarnos a nosotros mismos, jugar limpio y con lealtad. Ser respetuoso y solidarios constituyen en si mismo la mejor victoria que el juego puede darnos y de esta forma ganamos todos!!!!!!.
   Como adultos, que acompañamos a los niños a los partidos que juegan, debemos ser respetuosos de sus tiempos y espacios. Entrenar o jugar  son SUS momentos, no los nuestros. A veces veo padres que dan indicaciones, insultan árbitros, profes, rivales y critican a sus propios hijos por el resultado o como jugo. Te imaginas si en los espacios de los adultos, reuniones, juntadas, etc  los niños tomaran protagonismos como los padres en los partidos!!!! Como adultos  ACOMPAÑAMOS a los chicos a que se diviertan en un tiempo y espacio que les pertenece donde los protagonistas son ELLOS. Nosotros solo somos invitados a compartir su tiempo. Tiempos que son escasos para compartir por las obligaciones o distancias. Entonces debemos aprovecharlos y disfrutarlos. Ir con los chicos a los partidos, hasta puede convenirse en un tiempo puro y saludable para la familia donde puedan estar todos juntos. Que el niño sienta que puede compartir lo que más le gusta con las personas que más quiere…. Que se sienta apoyado…acompañado… que se sienta valorado. Va a ir construyendo y fortaleciendo su propia autoestima, que va a trascender  un partidito de fútbol porque lo va a ser fuerte para la vida misma. La calidad del tiempo que se pueda compartir es saludable porque a la vez construye afecto  y un tesoro de recuerdos únicos e irrepetibles. Todavía  el olor a mandarina y pan caliente me recuerdan los regresos a casa, caminado con mi viejo, hablando del partido, comiendo, riendo….momentos únicos que están siempre en mi corazón.

Lic. Rodolfo Ibarra.
Psicólogo Deportivo del  C.C.A.N. Miembro del equipo de trabajo de Gustavo Módica.

Comentarios