Oscar Mendía: “Trabaja el que se levanta a las cinco de la mañana”

por Realidad Deportiva 3138 vistas Federal B

El Director Técnico de Cachorros brindó opiniones sobre sus jugadores en temas económicos y laborales, y como hace para poder mantener en ritmo al equipo.

Luego de la victoria sobre Mitre por 3 a 0, Cachorros despejó todas las dudas sobre el rendimiento del equipo. En el encuentro sorprendió la actuación del número 7, Rodolfo Escalante, jugador que se destaca por la banda derecha del campo de juego. Al ser su primera aparición, le consultamos al técnico, Oscar Mendía, sobre su historia de vida: “Escalante es un chico que vive en barrio Palermo, zona oeste de Salta, jugó en las inferiores de Central Norte. Nosotros lo tuvimos trabajando primero como arquero, después como jugador por las circunstancias de la vida, porque es un chico muy humilde, es albañil y hasta las 2 de la tarde está trabajando todos los días, tiene familia, hijos, una vida muy sacrificada, y como él, hay muchos chicos que hay que darla la oportunidad”.

“Nosotros lo vimos jugar para Atlético Cerrillos en esta última parte, teníamos recomendaciones de él cuando jugaba en Juventud Unida en el Valle de
Lerma, lo convencimos y vino a esto, a apostar, a hacerse ver, a demostrar que puede jugar, es muy buen jugador”, sostuvo Mendía en referencia a Escalante. Sobre cómo es el jugador en los entrenamientos, el técnico manifestó que  “tiene las dificultades propias del entrenamiento, porque no se dedica cien por ciento a esto y llega fatigado, tiene que construir una losa, que no es trabajo fácil, ocupa mucho desgaste físico, pero igual está entrenando y eso es lo
que uno valora, el esfuerzo, solo es cuestión de darle la oportunidad, de darle recompensas y demostrarle que pueden jugar”.
 
“Para mí son los mejores”

Con respecto al trato que mantiene los jugadores, Oscar Mendía comentó que es “muy respetuoso con los jugadores, de cómo llegan al club, a veces llegan y no pueden entrenar o no quieren, no le dan los piernas, están cansados, uno trata de aconsejarlos, aquí no es cuestión de matar a nadie, el día que ellos no puedan entrenar no lo van a hacer, yo necesito para el domingo lo mejor, no para el martes para el miércoles”. 

Aclarando que la situación de Escalante no es la única, el técnico de Cachorros expresó que “Leo Cruz salió a las tres de la tarde de trabajar, llegó a la cancha y se puso a la par de sus compañeros. Esta es la vida de ellos, al margen de que el club pueda colaborar con lo económico, muchos chicos tienen esa vida de trabajar, aquel que no trabaja está estudiando en la universidad y también tienen sus compromisos y a veces no vienen a entrenar y uno los entiende, esto no es un trabajo de ellos es una pasión para ellos, no lo toman como trabajo. El trabajo es otra cosa, trabaja el que se levanta a las cinco de la mañana a descargar cajones, a cargar ripio, entonces uno valora lo que hacen dentro de la cancha, que dejan todo, la otra vez no salieron las cosas, perdimos, yo repetí el equipo con un voto de confianza porque para mí son los mejores”.

Comentarios